Grandes Racistas Peruanos

Screen Shot 2018-09-03 at 10.28.08 PM

El 1 de junio de 2006, el periodista Ramiro Escobar la Cruz se preparaba para entrevistar al congresista Ántero Flores Aráoz, cuando se produjo este diálogo:

-¿Y usted cree, congresista, que debe aprobarse ese referéndum?

-Nooooo, para qué. ¿Le vas a ir a preguntar a las llamas y vicuñas sobre el TLC?

-¿Cómo dijo, congresista? ¿A quién se refiere con las llamas y vicuñas?

-¿A quién? A la gente, pues.

-Oiga, eso es insultante. Me está ofendiendo a mí y a numerosos compatriotas. Eso es ofensivo.

-Es mi opinión, pues, y por último no la estoy diciendo públicamente.

La carrera de este político no terminó en ese momento. Unos años más tarde, el gobierno de Alan García (que llamó perros del hortelano a las comunidades indígenas) lo incluyó como Ministro de Defensa en su dream team. Su carrera tampoco acabó allí. Postuló inútilmente a la presidencia, y a inicios del 2018, algunos lo voceaban como posible Presidente del Consejo de Ministros del gobierno de Martín Vizcarra.

El periodista Fernando Vivas le recordó aquel “vicuña moment” en una entrevista de 2015:

Me tergiversaron. Hablaban de referéndum, pero la Constitución lo prohíbe, entonces dije, quieren consultar ‘a las llamas, a las piedras’”. Se te pasó que podía interpretarse como algo racista. “No fue un dicho racista, fue un descuido.

Un descuido del tamaño de los Andes. Flores Aráoz, preclaro racista, lleva toda una vida haciendo política al más alto nivel. Uno se pregunta por qué las comunidades indígenas , en el Perú, son tratadas como son tratadas. Una respuesta podría ser: porque gente como Ántero suele estar en el poder.

Es carismático. Muchos periodistas lo llaman Gato Gordo, con contraproducente picardía reporteril, y lo normalizan como en el Perú se suele normalizar el racismo. Unas veces se acepta como broma, otras como signo de incorrección política o de carácter. Cuanto más viejos se ponen estos políticos ultraconservadores, más tribunos se creen. Un día hasta querrán condecorar a Ántero, y muchos desmemoriados, solo por verlo mayor y recordar su nombre, creeremos que es justo.

Ps1: Comparar a los indígenas con camélidos es un recurso acuñado en el siglo XIX, como explica la historiadora Cecilia Méndez en su ensayo “De indio a serrano: nociones de raza y geografía en el Perú (siglos XVIII-XXI)”, donde ella recoge el caso Flores Aráoz. El poeta Felipe Pardo y Aliaga (a quien leemos en la escuela) llamaba “huanaco” al presidente boliviano Andrés Santa Cruz, por ejemplo.

Ps2: El libro Racismo y etnicidad incluye otro ensayo vital de Cecilia Méndez, “Incas sí, indios no: apuntes para el estudio del nacionalismo criollo”. Se encuentra completo en el repositorio del Ministerio de Cultura.

Ps3: La reconstrucción del diálogo es del mismo periodista Ramiro Escobar.

2 Comentarios

  1. Isabel dice:

    Hola Marco, soy Isabel (airbnb) me intereso mucho tu area de investigación y producción literaria. Me pregunto si alguna vez has escrito para teatro o microteatro. Podrías tener mucho éxito. Suerte. IG

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: