La política racista de América Latina

En mi clase de secundaria, en la Lima de los años noventa, tuve un compañero apodado Cochinón. Se llamaba Enrique y era un chico afroperuano cuyo sobrenombre había transitado de la llana literalidad del Negro a la metafórica crueldad que asociaba su color de piel con la suciedad. Enrique era un gran jugador de fútbol y, en cada partido, acometía el triple prodigio de pasar la pelota entre las piernas de los contrincantes, hacía goles increíbles y remontaba el pánico escénico para lograr ser el mejor mientras otros lo insultaban en coro.

Entonces, como ahora, la piel negra parecía una invitación natural a la violencia y generaba una especie de hermandad en la burla, el asco o la conmiseración, actitud popular en las escuelas, la publicidad y la televisión de América Latina.

Recordé a Enrique y a mis compañeros de escuela al ver un debate reciente entre dos políticos cuarentones que compiten para ser congresistas del Perú en las próximas elecciones: Julio Arbizú, un abogado de izquierda y piel oscura, y Mario Bryce, un periodista ultraconservador y de piel clara. En un gesto inspirado en el típico bullying escolar, Bryce terminó su intervención entregándole dos jabones a su oponente: uno de ropa y otro de cara. Negro cochino, te regalo jabón para que te bañes, sería la traducción.

[El resto del texto se puede leer en la sección de Opinión del Washington Post]

1 Comentario

  1. saturnino flores dice:

    Las discriminaciones raciales son parte del colonialismo de la CULTURA OCCIDENTAL. El inmigrante europeo, con violencia, desde el siglo XV continúa imponiendo su cultura polìtica de “amor al dinero para fines individuales” (capitalismo), el modelo económico: Economía de Mercado, la propiedad privada y la forma de vida personalista como las verdades absolutas. Los ciudadanos, según ellos, deberían aceptar sin cuestionamientos, por su puesto, a nombre de la democracia y “comunidad internacional”. Cuyo objetivo es aniquilar su capacidad de reflexión  para continuar saqueando las riquezas de los países colonizados. Llegan al extremo de discriminar del CURRICULO educativo las asignaturas de la FILOSOFÍA y LA POLÍTICA.Saludos,Saturnino Flores Landeo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: